martes, 3 de mayo de 2016

Everything You're Not Supposed To Be - Melanie Laurent (feat. Damien Rice)


Gracias a una cuenta premium de Spotify que me regalaron, tuve la oportunidad de escuchar En t'attendant, el álbum debut de Mélanie Laurent. Fue lanzado el 2 de mayo de 2011 bajo el sello discográfico Atmosphériques y distribuido por PIAS Francia. Comenzó en el lugar 198º, y luego ascendió al 35º lugar en la tercera semana.

Una de las canciones que más me ha gustado del album es Everything You're Not Supposed To Be, canción que cuenta con la participación del músico irlandés Damien Rice 
y que aprovecho de compartir con ustedes.




              
I walk away from you                                Me alejo de ti,
For the first time strong                            
por primera vez he sido fuerte.
And I did my best to see it through            
Hice lo que pude para salir adelante
Now I'm watching you 
                              pero ahora veo que crees 
just thinking I'm wrong                              que me equivoqué.

But I only wanted you to know                  
Solo quería que supieras
That I never wanted you to go                   
que jamás quise que te marchases.
I know I was everything                            Sé que fui
You're not supposed to be                          
todo lo que no se debe ser
To someone that you love                          
con alguien a quien amas.

You walk away from me                             
Te alejas de mí,
For the first time sure                                
por primera vez estás seguro.
And you did your best but you don't see     
Hiciste lo que pudiste, pero no viste
How free it feels                                        
la libertad que se siente
Without you and me                                   
sin ti y sin mí.

I only wanted you to know                         
Solo quería que supieras
That I never wanted you to go                   
que jamás quise que te marchases.
I know I was everything                            Sé que fui
You're not supposed to be                          todo lo que no se debe ser
To someone that you love                          con alguien a quien amas.

And I crash and I burn                                
Y me estrello y me quemo
And I toss and I turn                                  y me mareo y me vuelvo,
I belong to you                                           te pertenezco.

You provoked and you broke                      
Tú provocaste y destrozaste
All my dreams and my jokes                       todos mis sueños y mis bromas,
But I'm sitting still                                      pero sigo aquí quieto.

I feel trapped and alone                              
Estoy atrapado y solo
I thank God you are gone                           gracias a Dios que ya no estás,
I sleep better now                                      ahora duermo mejor.

I feel free and I see                                    
Soy libre y veo 
what you are without me                            en lo que te has convertido sin mí.
I'm alive again                                            Vuelvo a la vida.

I only wanted you to know                        
Solo quería que supieras
That I never wanted you to go                   que jamás quise que te marchases.
I know I was everything                            Sé que fui
You're not supposed to be                          todo lo que no se debe ser
To someone that you love                          con alguien a quien amas.



Nota: Tome prestada la letra de esta canción y su traducción del blog Songs in translation. A los amantes de la buena música, les recomiendo leer ese blog. Su autora, Julia Viejo, cuenta que "La creación de este blog surgió a partir de la mezcla de dos pasiones: la música y la traducción literaria. Son muchas las páginas web que ofrecen cientos de letras traducidas, pero la mayor parte de ellas están hechas en serie, con traductores automáticos que destrozan el significado de las canciones. Mi objetivo es descifrar las historias que se esconden tras esas canciones y trasladarlas al español de la manera más fiel posible, cuidando cada detalle, olvidando las fronteras que a veces marcan las lenguas y centrándome en los sentimientos que transmiten los artistas en sus letras".

lunes, 11 de mayo de 2015

Escribir historias: Entrevista a Carmen Sofía Brenes


Encontré este video en la red y deseo de compartirlo con ustedes. Se trata de una entrevista realizada en Perú a Carmen Sofía Brenes, experta en guión y cine y profesora de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de los Andes (Chile).

domingo, 28 de diciembre de 2014

Odiseo: El Retorno - Valerio Massimo Manfredi



Es difícil hablar de Homero y su obra literaria. Tanto se ha dicho al respecto, que para decir algo original –y coherente, por supuesto– se requiere ingenio y valentía en enormes proporciones. Pareciera ser, al fin de cuentas, ¡un verdadero desafío! Homero es una figura histórica misteriosa, intrigante, que se ha convertido en mito. Tan poco sabemos de él, y sin embargo, tanto quisiéramos correr el velo de la incertidumbre, de la ignorancia, para saciarnos con las fuentes de la verdad.


El mundo intelectual siempre se ha preocupado tanto por sus poemas como por su persona. En los círculos académicos se ha debatido bastante al respecto. Muchos sostienen que el autor de “La Ilíada” y “La Odisea” fue una misma persona, pero que escribió ambas obras en edades distintas, la primera, de joven, y la segunda, siendo un hombre bastante mayor. Otros, en cambio, creen que tales obras son el fruto de relatos orales, tergiversados por el tiempo y el traspaso continuo de muchas personas. Incluso alguien propuso que el autor de ambos poemas fue una mujer (esta última tesis fue considerada ridícula tomando en cuenta la idiosincrasia imperante en la Grecia del siglo VIII a.c.).

Para quienes estén interesados en profundizar sobre estas polémicas literarias en torno a Homero, algunas de las últimas publicaciones que pueden consultar, en español e inglés respectivamente, son las siguientes: “Ninguno es mi nombre” de Eduardo Gil Bera (Valencia, Editorial Pretextos, 2012); y “The making of the Iliad” de M.L. West (Oxford, Oxford University Press, 2011).

Hoy, sin embargo, no deseo detenerme en aquellos intrincados vericuetos literarios. Mi intención principal es la de escribir una reseña del libro que Random House Chile me regaló para cerrar este año. Se trata de “Odiseo: El Retorno”, del escritor italiano Valerio Massimo Manfredi.

He querido comenzar esta reseña transcribiendo las palabras de Carlos García Gual sobre este poema: “La Odisea es un gran relato de aventuras de tonos casi novelescos y de sorprendente modernidad, que sin embargo, alberga motivos muy antiguos de cuento popular. Lo que da unidad a esta espléndida narración de múltiples episodios es la figura de su protagonista, Odiseo o Ulises (según la versión latina de su nombre), un héroe de enorme humanidad y singularidad personalidad. La Odisea es esencialmente el poema de Odiseo, un personaje de abolengo épico, que ya está en La Ilíada como uno de los grandes guerreros aqueos que combaten en el llano de Troya, pero cuya figura cobra aquí un rostro mucho más complejo, en unos paisajes y horizontes que no son sólo épicos[1].

Como ya adelantaba al inicio de este post, es difícil escribir algo original sobre Homero, especialmente sobre “La Odisea”. Pero Massimo Manfredi lo ha logrado, y con categoría. Su libro “Odiseo: El Retorno”, que es una continuación de “Odiseo: El Juramento”, nos transporta a las duras travesías de Ulises por volver a su patria querida, al calor del hogar, a los brazos de su amada Penélope, después de terminada la guerra de Troya.

Durante la guerra de Troya, Ulises (también conocido como Odiseo) había destacado como uno de los grandes guerreros griegos. Era un líder innato, un combatiente formidable, poseedor de una inteligencia asombrosa y perspicaz. Pero al querer regresar a Ítaca, el destino se vuelve trágicamente en su contra. Por idear la forma de vencer la inexpugnable ciudad de Troya, que era defendida por un muro impenetrable, sumado a otras acciones funestas hechas por él o por sus soldados, recibe la cólera de los dioses, especialmente la ira de Poseidón. Aquí es donde comienza el calvario de Odiseo.

Pronto se verá enfrentado a innumerables óbices. En su camino encontrará tormentas, monstruos marinos, sirenas, ciclopes, hombres con poderes sensacionales, tentaciones mortíferas, islas desconocidas, etc. Todo ello entreteje un escenario caprichoso donde los dioses del Olimpo se dividen apasionadamente en torno al destino de Odiseo y sus hombres.

Massimo Manfredi consigue que sus lectores se compenetren totalmente en las aventuras del mítico héroe griego, relatando vivamente sus sentimientos, sus remembranzas, aquella nostalgia eterna que agobiaba su corazón. El escritor italiano pone bastante énfasis en la nostalgia que siente Odiseo por “lo suyo”, por aquello que le pertenece y desea recuperar (hogar, familia, fieles amistades). Y los sufrimientos y penurias de Odiseo nos acompañan durante todo el relato.

Aprovecho de recoger esta breve reflexión de Mario Bergoglio (actual Papa Francisco), sobre este maravilloso poema homérico: “El origen de la palabra nostalgia –del griego nostos algos– tiene que ver con el ansia por volver al lugar; de esto habla la Odisea. Esa es una dimensión humana. Lo que hace Homero a través de la historia de Ulises es marcar el camino de regreso al seno de la tierra, al seno materno de la tierra que nos dio la luz. Considero que hemos perdido la nostalgia como dimensión antropológica[2].

Si me preguntan por qué leer este libro, diría que existen múltiples razones. Porque es sumamente entretenido. Porque trata de temas que, siendo tan viejos como el hombre, mantienen su actualidad y vigencia en nuestros días. Porque es un intento de leer “La Odisea” de forma distinta, una reinterpretación que toma la misma base, que no modifica lo esencial, pero que extiende el aspecto íntimo del protagonista, su fuero interno y su imaginario personal.

Nº de páginas: 382 págs.
Encuadernación: Rústica
Editorial: Grijalbo
ISBN: 9789562584180



[1] García Gual, Carlos, Introducción: La Odisea homérica y su tradición literaria, en Homero, Odisea (Barcelona, Editorial Gredos, 2006), pág. 9.
[2] Rubin, Sergio, Ambrogetti, Francesca, El Jesuita.

martes, 25 de noviembre de 2014

Detrás del Muro - Roberto Ampuero


En Nuestros Años Verde Olivo” (1999), Roberto Ampuero relató la historia de un joven idealista chileno, militante del Partido Comunista, que tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 1973 huye de Chile para recalar en la Republica Democrática Alemana (RDA) de Erich Honecker. Su paso por aquel exilio germano es breve pues al poco tiempo conoce a Margarita Cienfuegos, una hermosa estudiante cubana, hija de un importante artífice de la revolución castrista. Ambos se enamoran, contraen matrimonio e inician una nueva vida en Cuba. Al comienzo, todo es fantástico. El amor florece en aquella isla caribeña donde militares de verde olivo construyen la utopía del proletariado. Pero pronto, el joven chileno descubre el verdadero rostro del socialismo: injusticia, miseria, sufrimientos, represión, censura y violación de los derechos humanos. Y el joven se convierte en protagonista de dos tormentosas odiseas, una intrínseca, que culminará con su renuncia a la ideología que abrazó cuando joven, y otra extrínseca, para escapar de aquel infierno isleño.

Han pasado quince años desde su publicación. Ahora, cuando se conmemoran veinticinco años de la caída del Muro de Berlín, y en todo el orbe se realizan festejos y celebraciones por este heroico triunfo de la libertad, Ampuero nos sorprende con una nueva novela autobiográfica.

Detrás del Muro” (2014) sigue el mismo sendero de “Nuestros Años Verde Olivo”, de la cual constituye una secuela. El narrador en primera persona jamás nos revela su nombre, pero eso no es importante. A través de su narración vamos conociendo sus sueños y anhelos, sus temores y frustraciones, y lo más relevante, sus profundas reflexiones sobre el pasado, el presente y el porvenir. Se trata de un libro esperado largamente por el público del escritor porteño. Con esta obra se termina de edificar aquel intrincado rompecabezas anidado en la memoria del escritor, y se nos exponen las principales vivencias del protagonista en la hermética y militarizada RDA, antes y después de su viaje a Cuba.

En opinión de Sebastián Edwards: “El mayor mérito de esta obra es que se mueve a distintos niveles: es, al mismo tiempo, una autobiografía inventada, una historia de amor, un ensayo político sobre las vicisitudes de la Guerra Fría, una aguda denuncia de los burocratismos políticos y el dogmatismo, una radiografía del exilio, una historia de espías y un lamento sobre las traiciones”[1].

El Muro de Berlín está presente en toda la novela. Siempre está allí. Lejos o cerca. En la RDA estaba prohibido hablar de ello pero sus ciudadanos se sentían prisioneros de un Estado policial comunista, y sabían que del otro lado estaba la libertad que ofrecía Occidente. Se sabe de al menos 130 personas que murieron al querer cruzar el Muro, tratando de alcanzar la libertad. “El Muro de Berlín se alza amenazante ante sus ojos. Lo precede la franja de la muerte, con un campo minado, perros, torres de vigilancia y alambradas que impiden a cualquier germano-oriental cruzar a Occidente. Es el socialismo real, un mundo en las antípodas de los sueños de un joven veinteañero e idealista”.

También hay amor. Luego de escapar de Cuba, el protagonista conoce a Carolina, una preciosa alemana de ojos verdes que se desempeña como funcionaria pública para la RDA. Pronto ocupará un destacado papel en la vida del narrador, convirtiéndose en su pilar afectivo, y ayudándolo a sobrellevar sus días en el crudo ambiente del régimen totalitario.

Un aspecto característico de la novela es su enorme capacidad de dialogar con el lector a través de las sucesivas interrogantes que se va formulando el protagonista. El personaje principal quiere entender porqué creyó en su juventud en un sistema y en una ideología que ahora lo sofoca y lo tiene prisionero dentro de una sociedad que no es libre. Este viraje en su pensamiento es trascendental y constituye la piedra angular sobre la que se basa el relato. La profunda decepción que siente sobre el socialismo real lo persigue página tras página.

¿Cuándo comenzó a irritarme esto? ¿Cuándo me di cuenta de esa enervante inconsistencia que me llevó a quebrar con la izquierda? ¿Cómo es posible que todavía muchos crean que la redención de la humanidad pasa por una dictadura del proletariado? ¿Me lo planteo desde mis años en Cuba o desde mi primera residencia en la RDA?”. “No había forma de que un régimen dictatorial comunista en Europa resultase más atractivo que la democracia parlamentaria. Una sociedad con predominio absoluto o relativo del Estado no alcanza nunca la diversidad, creatividad, vitalidad ni tampoco la productividad ni la libertad de una donde la propiedad está distribuida en manos de muchos. Los burócratas no logran competir con los actores de un mercado libre y múltiple” (págs. 132-133).

Un aspecto que critico de “Detrás del Muro” son los excesivos pasajes de índole sexual que describe su autor, muchos de las cuales son innecesarios, o bien, entorpecen el desarrollo de la trama. El principal problema de esas escenas es que impide que el libro sea moralmente permisible para un público más joven. Por otra parte, el autor ha dicho que no es necesario leer “Nuestros Años Verde Olivo” para entender esta novela. Eso es cierto. Pero aún sin ser imprescindible, me parece que una comprensión más acabada sólo se logra leyendo el libro anterior. Al menos, esa es mi impresión. 

Este libro es una apología de la dignidad humana y de la libertad. Lo leí mientras escuchaba canciones inspiradas en la caída del Muro de Berlín tales como “Libre” de Nino Bravo o “Wind of Change” de Scorpions. Aquella atmosfera me transportó con facilidad desde la tranquilidad de mi biblioteca hacia la dura y perversa realidad que se vivía en el universo comunista de Honecker. Es un gran libro, probablemente el mejor de Roberto Ampuero. Se percibe una prosa más madura e ingeniosa que me ha hecho reflexionar mucho y que deseo releer. ¡Y el desenlace me parece extraordinario!

En este enlace pueden revisar el video promocional del libro: Detrás del Muro

Nº de páginas: 416 págs.
Encuadernación: Rústica
Editorial: Sudamericana
ISBN: 9789562624329
______

[1] “Nuestros desencantos” en La Tercera (9/11/2014).

martes, 28 de octubre de 2014

El Economista Camuflado - Tim Harford


Este mes recibí de regalo “El economista camuflado: La economía de las pequeñas cosas”, la obra más popular del académico y columnista británico Tim Harford. Recuerdo que hace siete años, en todas partes se hablaba de este libro. Todos lo comentaban por doquier. Se escribieron artículos y columnas en diarios de todo el mundo. Se vendieron más de un millón de ejemplares. Y con el correr de los años, su lectura se transformó tácitamente en un deber, tanto para profesionales con vasta experiencia financiera como para personas corrientes que se iniciaban en el estudio de las ciencias económicas. 

Hoy, gracias al sello editorial Conecta, se ha vuelto a publicar una nueva edición, revisada y actualizada por su propio autor. “Desde que escribí el libro, el mundo ha cambiado y yo también. He tratado de preservar lo máximo posible de la obra original en lugar de sucumbir a un sesgo retrospectivo, pero a la vez he intentado actualizar el mayor número posible de datos estadísticos y ejemplos lo mejor que he podido (…)” (pág. 15).

¿La economía es importante? ¿Es compatible con la justicia? ¿Cómo funcionan los mercados? ¿Qué son los mercados perfectos? ¿Es bueno el comercio internacional para los pobres? Si buscas respuestas a estas y otras interrogantes, entonces este libro es para usted. Con ejemplos sencillos y cotidianos (tales como comprar una taza de café, ir al supermercado o buscar un automóvil de segunda mano) Harford introduce a los lectores en los rudimentos de toda economía al mismo tiempo que entrega útiles consejos sobre cómo obtener el máximo beneficio en las diversas situaciones que se nos puedan presentar. 

Como se lee en la contratapa: “Un economista es una persona aparentemente normal, pero su mente se activa cuando entra en un Starbucks. Ahí donde el resto solo ve café, el economista va mucho más allá”. La idea de fondo es esta: cualquier persona puede convertirse en un observador encubierto, alguien capaz de analizar el contexto y deducir las razones que mueven la oferta y la demanda, cuál es la información que esconden los precios y el porqué del poderío de la escasez. Estos conocimientos nos convertirán en personas que ahorran dinero y consumen productos y servicios de mayor calidad en base a las preferencias personales.

Disfrute bastante leyendo este libro. Hay un capítulo titulado “Lo que los supermercados no quieren que sepa” que llamo particularmente mi atención. En dicho apartado, el autor enseña cómo funciona “la discriminación de precios”, cuándo es buena o mala para los consumidores y qué podemos hacer al respecto. Lo positivo de este análisis es que centra el énfasis de sus planteamientos en ejemplos tan prácticos que cuando ahora voy a una tienda o supermercado, no puedo evitar pensar en ello. Así, por ejemplo, se nos explica que “con mucha frecuencia los productos similares tienen precios similares. Un día de compras caro es el resultado de elegir descuidadamente productos con un alto sobreprecio, y no de deambular por una tienda con una ‹‹mala relación calidad-precio››” (pág. 71). 

Pero el libro no se agota en las economías individuales. Lejos de ello, la segunda parte de la obra trata sobre asuntos globales, macroeconómicos. Tim Harford se pregunta por qué existen países pobres, porqué las instituciones son tan importantes en cada Nación, y cómo se puede alcanzar el desarrollo. También nos habla sobre el fenómeno de la globalización, y se pregunta si es algo bueno, haciéndose cargo de los principales argumentos en contra. Por último, el economista británico dedica un capítulo completo a China y su increíble desarrollo económico. 

La actualización de la obra se advierte no sólo en los datos y estadísticas, sino también en los aciertos y errores de las proyecciones del texto original. De esta forma, a lo largo del libro encontramos numerosas notas al pie de página que resumen las opiniones del economista sobre aquello que hace siete años logró ver y aquello que simplemente no pudo prever. Por ejemplo, mientras el autor explica que un mercado perfectamente competitivo podrá ser perfectamente eficiente pero ello no basta para que la sociedad sea justa, propone a los lectores imaginar un caso relacionado con el empresario Bill Gates, donde él obtiene todo el dinero del mundo y el resto muere de inanición. Ahora, en esta nueva edición, Tim Harford reconoce irrisoriamente que escribió aquello “antes de que Gate dejara Microsoft para dirigir una colosal fundación benéfica”. 

El economista camuflado” es un libro que vale la pena leer. Parece un verdadero manual práctico de “economía para principiantes”. Contiene ejemplos simples y entretenidos destinados a que el lector común comprenda el funcionamiento de la economía, pero también entrega estadísticas y cifras reales para los lectores más versados en estas temáticas. Se trata de una versión renovada de la popular obra original, que no defraudará. 

Nº de páginas: 368 págs.
Encuadernación: Rústica
Editorial: Conecta
ISBN: 9789871941131

jueves, 18 de septiembre de 2014

Ser feliz era esto - Eduardo Sacheri


Por estos días estuve leyendo un poco de la obra de Eduardo Sacheri. La primera vez que escuché de él fue hace cuatro o cinco años. Había visto la galardonada película "El Secreto de sus Ojos", dirigida por el cineasta Juan José Campanella y quede maravillado con la historia. La película obtuvo un Oscar de la Academia en la nominación a Mejor Película Extranjera, y entre el grupo de profesionales que saltaron a la fama con dicha producción cinematográfica, estaba el nombre de Sacheri, un profesor de historia bonaerense que había escrito el libro inspirador de la cinta.

Eduardo Sacheri ha escrito varios cuentos y novelas. La mayor parte de su producción literaria se relaciona con el fútbol y la pasión que genera. Así, es posible encontrar en su obra relatos emocionantes, perfectos para evocar distantes recuerdos de infancia, remembranzas de aquellos tiempos donde los minutos y las horas se pasaban de un tirón frente a la pelota de fútbol, quizá en una cancha improvisada de tierra o asfalto, y junto a los entrañables amigos del barrio. Tengo la esperanza de escribir, apenas la disponibilidad de tiempo me lo permita, alguna reseña sobre los cuentos futboleros de Sacheri. 

Pero en esta ocasión quiero hablar sobre "Ser feliz era esto", la nueva novela del escritor trasandino, traída a las librerías criollas gracias a Editorial Alfaguara.

La trama se centra en Sofía y Lucas, dos personas comunes y corrientes que viven en Argentina y cuyas vidas se entrecruzan de forma repentina. Sofía es una muchacha de catorce años, cuya madre ha fallecido recientemente, y que emprende un viaje a Buenos Aires, la gran ciudad del otro lado de la cordillera, con la pretensión de conocer a su padre. Para cuando Sofía toca a la puerta del edificio de Lucas, él pasaba sus días viviendo de las ganancias generadas por sus libros. Era un escritor exitoso (si podemos decir que ser exitoso esta definido para los escritores por el acto de vender muchos libros) que se encontraba en una suerte de crisis vocacional: no se sentía realmente un escritor. Es más, parecía no tener el propósito de seguir escribiendo, al menos por el momento.

Este es el contexto en que padre e hija se empiezan a conocer. Con el avance de la historia, nacerá entre ellos una relación incondicional, paternal y filial respectivamente, con altos y bajos pero capaz de crecer y madurar con el tiempo. Dos personas acostumbradas a la soledad descubrirán que se tienen el uno al otro, con sus diferencias y semejanzas, y entenderán la significación del amor familiar y la noción de felicidad.

Se trata de un libro extremadamente sencillo. La sencillez se nota en los personajes, en los sucesos y en los diálogos. Pero allí se esconde su verdadera belleza y encanto. Lejos de ser un defecto, es una virtud. El autor no busca profundizar en historias paralelas ni le da mayor preponderancia a los personajes secundarios. Se enfoca únicamente en lo que importa: la relación entre una niña de catorce años y su padre que recién viene conociendo. 

Asimismo, el libro esta cargado de manifestaciones propias de la idiosincrasia argentina tales como el lenguaje, el humor y la forma de actuar de los protagonistas. Y junto a esos elementos que florecen en cada página, hay una atmósfera general de "actualidad" en donde se desenvuelven los personajes, una cuota de contemporaneidad exteriorizada en el uso de redes sociales (v.gr. facebook o whatssap), o el manejo de expresiones en boga, característica que en mi opinión posibilita que la novela resulte atractiva no sólo para un público adulto, sino también para el público juvenil. 

Recomiendo leer este libro a quienes busquen algo liviano, agradable y bien escrito, que cautive de principio a fin. Su lectura no resultará tediosa, no se trata de un libraco o mamotreto de mil páginas sino más bien de un escrito con el número de hojas preciso, compatible con el propósito del autor. ¡Con este comentario no estoy menospreciando los libros de muchas páginas! Hay una multitud de clásicos de la literatura que son extremadamente voluminosos y que por su calidad indudable o por su trascendencia generacional valen la pena leer y releer, como por ejemplo, Guerra y Paz de Tolstoi, o Crimen y Castigo de Dostoievski. Solo intento afirmar que hay momentos en la vida cuando uno desea leer -ya sea por el cansancio del trabajo o por la natural fatiga de la vida cotidiana- algo más digestible aunque no por ello de menor calidad.

En este enlace pueden revisar el video promocional del libro: Ser feliz era esto

Calificación: L-A2 

Nº de páginas: 248 págs.
Encuadernación: Rústica
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9789870434924

miércoles, 27 de agosto de 2014

El Peso de la Noche - Alfredo Jocelyn-Holt



El Peso de la Noche”, libro cuyo título se debe a la recordada frase contenida en una misiva que Diego Portales le escribiera a don Joaquín Tocornal por el año 1832 y con la cual singularizaba el orden social imperante, ha sido nuevamente publicado gracias al apoyo de Penguin Random House. Se trata de una edición corregida, aumentada y actualizada de la conocida obra del historiador Alfredo Jocelyn-Holt. Este hecho viene a reafirmar su vigencia tanto en el mundo académico como en el público de masas, considerando también que han transcurrido más de diecisiete años desde su primera tirada en imprenta.


El texto está compuesto por una selección de ensayos, todos muy bien organizados, cuyo objeto está definido por el propio autor con estas palabras: “El libro es un intento de desmitificación, y en este caso de uno de los mitos más socorridos por una historiografía empecinada, en este punto, en darse eternamente vueltas sobre lo mismo” (p.23). Según Jocelyn-Holt, el concepto de orden en el Chile decimonónico es mucho más complejo que la noción tradicional entregada por gran parte de los estudiosos de dicho período histórico. La idea de orden, por el contrario, es sinónimo natural de fuerza” o “poder”. “A lo que voy es que el uso abusivo del concepto ‘orden’ sirve para ocultar solapadamente el verdadero sentido factico que se omite, pero igual quiere darse a entender” (p.25). Por otra parte, así como la noción de orden ha sido tergiversada, algo similar ha ocurrido con la imagen tradicional que se tiene del ministro Diego Portales, la cual no se identificaría con el hombre real. Es por esto que el historiador de Oxford realiza la siguiente aseveración: “más que un personaje histórico, es un problema histórico (…)”. 

Debo decir que el libro me capturó desde las primeras páginas. En el prólogo de esta nueva edición, Alfredo Jocelyn-Holt relata anécdotas muy interesantes al mismo tiempo que dispara a diestra y siniestra con los mortíferos relámpagos que emite su prodigiosa pluma. Disfrute bastante con las opiniones del autor sobre las diferentes clases de historiadores que convergen en la sociedad nacional, y con las tergiversaciones que a su juicio se siguen fabricando respecto al mito del ministro Portales. Confieso también lo mucho que reí tras leer la curiosa anécdota que relata Jocelyn-Holt sobre la presentación que de su libro hiciera alguna vez el ex presidente Ricardo Lagos Escobar y que resultó un rotundo fracaso. “Obviamente, Lagos o no leyó el libro, no lo entendió o simplemente no le gustó, y eso que lo alabó profusamente (…) Ahora sé fehacientemente que no le gustó” (p.22).

Se aborda el siglo diecinueve chileno a través de algunas dimensiones que a juicio del autor serían esenciales para la acabada comprensión de aquella época pues manifiestan la gestación y el ejercicio del orden y del poder en el país: el Estado, la Cultura y la Nación. El académico de la Universidad de Chile desmiente algunas tesis habituales de la historiografía nacional y propone su visión personal de los acontecimientos, particularmente en cuanto a la falta de consolidación de una verdadera sociedad civil.

Se hace bastante hincapié en el florecimiento de una elite criolla capaz de adaptarse a los incipientes cambios y transformaciones sociales post Independencia, mantenimiento inalterable su poderío social. Como comenta Enrique Barros Bourie: “Según la tesis de Alfredo Jocelyn-Holt, el verdadero actor social de la época es una elite tradicional abierta al progreso. Pocos revelan de mejor modo esta dialéctica de conservación y cambio que Andrés Bello, el gran hijo adoptivo de la sociedad chilena del siglo XIX. Abierto al mundo y convencido liberalizador de las instituciones vinculadas a la economía y al saber, fue, al mismo tiempo, un conservador escéptico del cambio en materia de las costumbres y un profundo averso a todo desorden” (BARROS B., Enrique, Alfredo Jocelyn-Holt: El peso de la noche: nuestra frágil fortaleza histórica, en Revista de Estudios Públicos, 70, 1998, p.302).

Podríamos decir que la columna vertebral del libro está constituida por tres capítulos que hablan básicamente sobre el perfil de Diego Portales (primero en referencia a su figura pública, luego en su faceta privada y psicológica, más adelante, el esbozo del “hombre real”, y en último término la interpretación alternativa que propone el historiador); el significado del orden y la existencia permanente del desorden o violencia en el país, y finalmente, la necesidad de repensar estos conceptos históricos.

Me gustó mucho un breve apartado (el más breve de todos) titulado “Historia y morbo: Portales, ¿momio?” En aquel capítulo, el historiador efectúa algunas pinceladas sobre la costumbre de la momificación en las diferentes culturas universales, partiendo por el Antiguo Egipto y terminando en Chile. Posteriormente, se pregunta por qué el hallazgo del cuerpo embalsamado de Diego Portales el año 2005 mientras se remodelaba la Catedral Metropolitana fue causa de tanto revuelo mediático, incluyendo un reportaje del cual el propio Jocelyn-Holt fue partícipe, y ahora, en el prologo de esta nueva edición, confiesa su arrepentimiento.

El Peso de la Noche: Nuestra frágil fortaleza histórica” es un libro interesante, provocativo para la historiografía tradicional pero necesario para entender el presente a través de una reinterpretación de los eventos pasados. Es una obra escrita con gran erudición, digna de múltiples lecturas.

Nº de páginas: 310 págs.
Encuadernación: Rústica
Editorial: DeBolsillo
ISBN: 9789563251548