lunes, 3 de marzo de 2014

"Ana Karenina" - León Tolstoi


"Ana Karenina" es sin duda, junto con "Guerra y Paz", una de las obras más famosas del brillante escritor ruso León Tolstoi (1828 - 1910). Conocidas son las palabras de otro maestro de la novela rusa, Fiódor Dostoievski, quién la calificó como "obra de arte perfecta". Se trata, a fin de cuentas, de una pieza magistral de la literatura universal, capaz de dignificar cualquier biblioteca en la que se pueda encontrar un ejemplar.

Desde el principio, Tolstoi nos inserta de forma detallista y casi omnicomprensiva en la sociedad rusa de su época. Se identifican de inmediato los violentos contrastes en el modo de vida de las personas de alta alcurnia que residen en Moscú y en San Petersburgo, con la miseria y pobreza de los campesinos de las periferias. Y todo esto mientras se van estructurando los ejes centrales de la trama.

Ana es una mujer casada que forma parte de la alta sociedad rusa. Se dedica a la vida familiar, es partícipe de innumerables reuniones sociales, de almuerzos y cenas, de veladas con amigos, acude a la ópera y a las carreras de caballo, logra salvar la vida conyugal de su infiel  y dicharachero hermano, etc. Mantiene un estilo de vida aparentemente feliz, aunque quizá algo aburrido para ella. Pero todo ello cambia de manera esporádica y radical cuando conoce al conde Wronsky. Se enamora perdidamente de él. Y guiada por la locura de aquel amor, decide abandonar a su marido e hijo para entregarse a los brazos de su amante. Pero pronto se convierte en víctima de las consecuencias de su actuar.

Personalmente, creo que Ana Karenina es un personaje singular de la literatura universal por causa de su personalidad ambigua, característica que la lleva a convertirse tanto en la protagonista como en la antagonista de su propia vida.

Al respecto, la escritora del blog "Escrito desde el fondo" se refiere a la protagonista de esta novela tolstiana con las siguientes palabras: "Hablar de Ana es hablar de un personaje psicológicamente complejísimo y me parece que caemos en la simplicidad al tacharla de insufrible, etc. Por más que me esfuerzo, no entiendo cómo puede caer tan mal. Aunque creo que nunca habrá unanimidad con respecto a la forma que se tiene de 'ver' a Ana Karenina". Y continúa diciendo que"Ana aparece al principio como una madre encantadora, querida por sus sobrinos, por su familia, una madre entregada, una mujer de buenos sentimientos, una mujer íntegra. Esto nos lo deja Tolstoi muy claro (clarísimo) al principio de la novela. Pero al mismo tiempo, una mujer con unas desesperadas ganas de vivir, una romántica perdida. Este deseo escondido en lo más profundo de su alma, pero no enterrado, vio la luz el día del primer encuentro con Wronsky. Desde su punto de vista pone en el libro: 'Había en toda su persona como un exceso de juventud y alegría que ella se esforzaba en disimular; pero, a pesar suyo, el relámpago velado de sus ojos aparecía también en su sonrisa'".

Si bien la gran protagonista de la novela es Ana, gran parte del libro gira también en torno a Levine y su amada Kitty Cherbatzky. Ambos se erigen como el arquetipo idóneo de amor y convivencia conyugal.

Levine es un hombre de fortuna que aprecia la vida del campo y rehuye de las grandes ciudades. Mas su amor por Kitty lo lleva a viajar a Moscú para proponerle matrimonio. Claro que las cosas se complican un poco cuando aparece Wronsky.

Durante la lectura de este libro, es casi imposible no identificar a Levine con el propio León Tolstoi. Las semejanzas son notorias. Se trata de un personaje esencialmente reflexivo que vive inserto en sus cavilaciones. Siempre intenta responder aquellas intrincadas preguntas que desde antaño los filósofos y teólogos han tratado de responder, interrogantes sobre el sentido de la vida o sobre la fe.

Por su parte, Kitty representa la belleza, naturalidad y perfección femenina en su máximo esplendor. Se trata de una mujer dulce, extremadamente cariñosa, muy dedicada a la familia. Su carácter se opone fuertemente al de Ana. Mientras ella vela por su marido, por su hermana Dolly y por sus sobrinos, Ana piensa exclusivamente en su amante, en sus propias inseguridades y en los celos. 

Aprovecho de advertir que los nombres de los distintos personajes suele variar dependiendo de la traducción que se esté leyendo. Por ejemplo, en la traducción de la prestigiosa editorial ALBA nos encontramos con algunos nombres (v.gr. Anna, Stepán Arkádevich, Vronski, Levin y la familia Scherbatski) que difieren de los propuestos por la editorial Porrúa México (v.gr. Ana, Estéban Arcadievitch, Wronsky, Levine y la familia Cherbatsky, simultáneamente). Pero esto no incide en la trama -la cual se mantiene inalterable- ni en su lectura, la cual recomiendo vivamente.

En síntesis, Ana Karenina es una novela completísima, entretenida y enriquecedora, en la que a través de personajes inolvidables Tolstoi logra delinear fielmente la sociedad rusa de su época.

No response to “"Ana Karenina" - León Tolstoi”

Leave a Reply